miércoles, 23 de septiembre de 2009

Sobrevive a un atropello mortal

Se llama Yasmin Frausto, tiene cuatro años y está viva de milagro. La niña, acompañada por sus padres, se encontraba el pasado domingo en las inmediaciones de un supermercado de la ciudad estadounidense de Sunnyside, en Washington, cuando estuvo a punto de ser literalmente empotrada contra la pared por un coche. Contra todo pronóstico resultó ilesa.

2 comentarios:

Nereinha dijo...

Madre mía, pero a dónde iba ese coche por favor?? Menos mal que a la cría no le pasó nada.

veriweto dijo...

ya,alguno tiene el carnet regalado en la feria...