viernes, 11 de febrero de 2011

El caso de las gemelas Eriksson

En su primer intento de suicidio las dos sobrevivieron sin heridas, a pesar del fuerte golpe que se puede apreciar en las primeras imágenes captadas por una cámara de tráfico. Una vez que llegó la policía a la escena, las dos hermanas volvieron a intentar su suicidio, la primera de ellas, Úrsula, se lanza bajo las ruedas de un camión, la segunda contra un vehículo y sale despedida tras el golpe, pero lo más curioso es que tampoco fue suficiente y salieron vivas una vez más, la primera se recuperó días después en el hospital, la segunda (Sabina) no sufrió heridas de importancia.
Un día después una de las hermanas, Sabina, fue puesta en libertad por la policía y asesinó a un hombre sin motivos en plena calle asestándole 4 puñaladas, después intentó suicidarse de nuevo lanzándose desde lo alto de un puente, pero volvió a sobrevivir. Actualmente cumple una pena de cárcel de 5 años por el asesinato.

1 comentario:

gersonhb dijo...

demasiada movilización para alguien que quiere matarse, las hubieran dejado matarse.
y solo 5 años por asesinato, eso esta bien barato.